Envíos gratis a partir de 25€ | Entrega en 24 / 48 horas

QUÉ ES LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA Y CÓMO ENFRENTARLA

Durante toda nuestra vida hacemos compras de productos y equipos que facilitan nuestras labores diarias tanto en casa como en diferentes trabajos, oficinas y otros entornos. Asimismo, creemos que muchos de estos equipos nos durarán toda la vida, pero la realidad es que todos los aparatos; electrodomésticos, equipos eléctricos, y dispositivos tienen su vida útil. 

En ocasiones solemos escuchar que algo está obsoleto cuando deja de funcionar o ya no funciona como debería. Y es ahí donde entra la obsolescencia programada, también conocida como obsolescencia planificada, la cual es la determinación del fin de la vida útil de un producto. Este tiempo es determinado principalmente por el fabricante u empresa productora durante la fase de creación y planificación creativa del producto. Un equipo puede llegar al final de su vida útil cuando ya no sea funcional, no tenga repuestos, o ya existe otro producto nuevo que lo reemplace. 

La obsolescencia programada tiene como función aumentar el lucro de las empresas haciendo que “nuevos productos” atraigan al público a través de beneficios económicos constantes. La obsolescencia programada no busca crear productos de calidad, sino que tiene como objetivo el lucro económico sin considerar las necesidades de los consumidores, el impacto que puedan tener los productos en el medio ambiente tras la producción de los mismos, ni la contaminación que conlleva la acumulación de residuos. El impacto que ha tenido esta práctica ha generado cierta molestia en los consumidores, y recientemente se han establecidos activistas, medios de comunicación, organizaciones y empresas para revertir esta práctica. 

Desechos y contaminación

Debido a que la obsolescencia programada solo busca generar los ingresos de los fabricantes y empresas, estos pasan por alto los temas como conservación del ambiente dejando en segundo plano los graves daños que le generan al mismo. A causa de una falta de gestión correcta para productos obsoletos se constituye otro foco de contaminación, y este se alimenta el sistema de producción contemporáneo que solo promueve el consumismo. Asimismo, hay muchas ciudades y países que son utilizados como vertederos de todos estos productos inservibles, generando una gran contaminación y destrucción de los paisajes naturales. 

Cómo enfrentar la obsolescencia programada

Para enfrentar o evitar la obsolescencia programada hay varias cosas que podemos ir haciendo hasta que se conviertan en hábitos. 

  • Has mantenimiento y reparaciones a tus equipos. Para evitar que tus equipos o para alargar su vida útil hazle un mantenimiento frecuentemente. En caso de estos lleguen a dañarse, repáralo y utilízalo el mayor tiempo que puedas.
  • Reutiliza los productos. Si alguno de tus productos deja de cumplir con el funcionamiento para el que fue diseñado, busca otro propósito para el cual podrías utilizarlo. En ocasiones, algunos equipos podrían tener múltiples usos y no nos damos cuenta. Utiliza tu ingenio y creatividad.
  • Mantén el software. Muchos equipos suelen requerir de actualizaciones para mejorar su funcionamiento, pero si prevés que el nuevo software puede perjudicar tu equipo, solo mantén el anterior, este seguirá funcionando.
  • Has uso de los accesorios. Muchos aparatos suelen tener cargadores, auriculares, adaptadores y otros accesorios. En caso de que tu equipo principal se dañe puedes seguir utilizando estos accesorios en otros equipos compatibles.

15% de descuento

en tu primera compra con el código “OCEANA15