Envíos gratis a partir de 15€ | Entrega en 24 / 48 horas

La hora del planeta

La hora del planeta es una actividad creada en el 2007 y desarrollada por una organización conocida como “World Wide Fun for Nature” o mejor conocida como WWF. Esta actividad consiste en realizar un apagón eléctrico a nivel mundial en donde personas y empresas de cualquier parte del planeta deben apagar las luces y cualquier aparato eléctrico de manera voluntaria. 

Es una actividad que está desarrollada para luchar en contra del cambio climático y al mismo tiempo concientizar a más personas sobre la necesidad de contribuir con el medio ambiente y adoptar medidas que sean eficientes para reducir las emisiones contaminantes y el ahorro energético. 

Esta actividad se celebra un día al año, específicamente el último sábado de cada mes de marzo, en donde personas y empresas de diferente envergadura, apagan las luces y equipos eléctricos durante una hora aproximadamente. En la actualidad es una actividad en donde participan más de 30 países y ciudades alrededor del mundo.

Retos que “La hora del planeta” busca promover

Para la WWF, es necesario algo más que simplemente apagar las luces y los equipos eléctricos una vez al año. Para la organización, “La hora del planeta” debe ser el puente para promover otras actividades que pueden útiles e imprescindibles a la hora de contribuir con el medio ambiente. 

  • Consumo de combustibles fósiles: uno de los retos más difíciles es disminuir el consumo de los combustibles fósiles. La WWF busca promover una propuesta en donde una vez al año, las personas dejen de consumir combustibles fósiles durante todo un día. 
  • Artículos prescindibles: por otra parte, también se busca incentivar a las personas a prescindir de artículos de plástico o cualquier material que no sea reciclable. Esta propuesta pueden tener un gran alcance, ya que muchos estudios estimar que anualmente, más de 100 toneladas de plástico se vierten en ecosistemas naturales que no solamente perjudican el medio ambiente sino que también afectan la fauna natural que vive dentro de estos ecosistemas. 
  • Consumo de carne: por último, y aunque parezca difícil de alcanzar, la WWF también busca reducir el consumo de carne, ya que el elevado consumo de carne a nivel mundial supone un elevado coste de los recursos naturales del planeta, especialmente porque proviene de enormes ganaderías que no solamente explotan los animales sino que también afectan los ecosistemas naturales. 

Más de 180 países alrededor del mundo se han comprometido con promover y participar en “La hora del planeta”. De igual forma, empresas importantes como Nike o Dove, también se han comprometido a apoyar muchas de las propuestas que WWF busca promover a través de esta clase de actividades anuales. 

Los bosques también se benefician de La hora del planeta

Por otra parte, en América Latina, también se está desarrollando una mayor consciencia ecológica. Tal es el caso, que en países como Colombia, Ecuador, Chile o Uruguay, aprovechan las oportunidades que La hora del planeta ofrece a nivel social, para luchar en contra de aquellas prácticas que afectan los bosques y grandes ecosistemas naturales. 

De esta forma, no solamente luchan en contra de actividades como la deforestación, sino que también pueden adquirir recursos económicos y el apoyo necesario para combatir con el cambio climático.