Envíos gratis a partir de 25€ | Entrega en 24 / 48 horas

9 razones para no beber con pajitas de plástico

A pesar de que no son para nada necesarias, están en todos los restaurantes y locales de comidas. Creemos que son excelentes para que no consumamos las bacterias del envase del líquido que ordenamos, pero nada más alejado de la realidad. Porque estas 9 razones para no beber con pajitas de plástico te quitaran esas creencias erróneas y mucho más. 

1. Uso de materiales contaminantes

Una de las 9 razones para no beber con pajitas de plásticos es que están hechas de polipropileno o de poliestireno. Que bien, son materiales que pueden reciclarse fácilmente, muchas pajitas usadas no tienen este destino. Simplemente se caen, se tiran en contenedores que no son para reciclar y se escapan de ser reutilizadas en el futuro. 

2. Estragos en los ecosistemas oceánicos 

Las pajitas de plástico son el 4% de la basura que está en los océanos. Se estima que al menos unos 5 billones de estas piezas de plásticos, entre otras, flotan en el océano afectando al ecosistema claramente. Además, las pajitas de plásticos son uno de los residuos más encontrados en las playas y costas. 

3. Efectos negativos en la fauna 

El plástico es letal para la fauna, todos los días diversas aves, mamíferos y tortugas marinas mueren por culpa del plástico, incluyendo a las pajitas. Puesto que la mayoría muere por atragantamiento, por heridas en las fosas nasales, en las cuencas de los ojos o incluso heridas en la garganta. 

4. No son precisamente necesarias 

Como ya mencionamos, muchos piensan que son útiles para no hacer contacto con los envases de las bebidas. Pero en realidad no son necesarias para la mayoría de las personas. A menos de que seas parte de la población que tiene movilidad reducida u otras patologías. En dicho caso, existen pajitas comestibles, de metal o de bambú que son buenas alternativas ecológicas.  

5. Lenta degradación 

Otra de las 9 razones para no beber con pajitas de plástico es que este material no se degrada completamente. Se destruye en micro plásticos que, al ser de un derivado del petróleo, contamina el agua. De esta manera, muchas fuentes de agua son cargados de substancias toxicas, que al mismo tiempo pasan a los animales que son fuentes de alimento para los seres humanos. Haciendo una cadena de contaminación que puede incluso causar enfermedades en nosotros. 

6. Se fabrican y distribuyen más rápido de lo que crees

Solamente en Estados Unidos se venden todos los días 500 millones de bebidas con pajitas todos los días. Ya te imaginaras la cantidad de plástico que se necesita para abastecer esta demanda. Por lo que es una industria veloz y avasallante.  

7. Solo las usaras unos minutos

El tiempo que te tome beber tu bebida durada la vida útil de la pajita que utilices. Así que realmente no es algo que utilizaras toda tu vida, necesariamente. 

8. Son dañinas para la salud oral

Estudios indican que las pajitas pueden aumentar el riesgo de caries, gracias a que dirigen los líquidos concentrados en azúcar en un área particular de la boca. Además de producir una contracción en los músculos de la boca que pueden profundizarse y producir arrugas. 

9. Producen hinchazón 

Para finalizar, los sorbos con pajitas contienen cantidades de aires que pueden producir calambres estomacales, hinchazón, eructos y dolor abdominal. Puesto que no solo estas ingiriendo el líquido, sino también el aire atrapado en la pajita. 

15% de descuento

en tu primera compra con el código “OCEANA15