Envíos gratis a partir de 25€ | Entrega en 24 / 48 horas

9 formas de reducir tu huella de carbono

Se conoce que la producción de desperdicios y otros contaminantes afecta el equilibrio ecológico de diferentes sistemas ambientales. Una de las mayores crisis en la actualidad producto de la actividad humana es el calentamiento global. Producido por la presencia excesiva de los llamados gases de efecto invernadero, la temperatura global ha ido subiendo anualmente. 

Uno de estos  gases en el dióxido de carbono, sin embargo todo sabemos que es un producto normal del metabolismo del cuerpo. El problema surge cuando la producción alcanza un grado excesivo que supera la adaptación de los mecanismos naturales. El responsable de este desequilibrio es la producción proveniente de la industria y las diferentes actividades humanas. 

Para referirse al impacto general que tiene la actividad de la sociedad en el ambiente se usa el término de huella de carbono. Por supuesto, incluye también otros gases de efecto invernadero.  Prácticamente toda actividad humana tiene un impacto en él. Se necesita que las personas tomen más conciencia y reduzcan este impacto nocivo en el ambiente.

9 formas de reducir tu huella de carbono

  1. Menos utilización de la secadora. Las secadoras de ropa consumen grandes cantidades de electricidad y produce CO2 en gran cantidad. Puedes cambiarla por tenderos y racks de secado, aprovechando el secador natural, el sol.
  2. Todo lo que dejes conectado al tomacorriente incluso si no lo usas consume electricidad. Este consumo a su vez indirectamente tiene un impacto en el ambiente por la actividad de la industria energética. Ahorra energía desconectando todo lo que no estés usando. Para más comodidad usa barras multi-contacto y desconecta todo con un movimiento. 
  3. Ahorra combustible, no siempre tienes que usar tu automóvil para ir a todas partes. Puedes incluso mejorar tu salud saliendo a caminar o usando la bicicleta.
  4. Reduce el uso de plástico, es uno de los mayores enemigos del ambiente. Puedes optar por bolsas de tela o cajas de cartón cuando realizas tus compras diarias.
  5. No es necesario comprar bebidas en botellas plásticas cada vez que tienes sed. Usa un termo y lleva tu bebida desde tu hogar a todas partes. Además garantiza la calidad de lo que ingieres.
  6. La producción, transporte y conservación de las carnes es comparativamente más costoso que los vegetales. Considera reducir su presencia en tu dieta.
  7. Si no hay otra opción más que usar tu vehículo, mantenlo en buen estado. Con el adecuado mantenimiento puedes reducir la emisión de gases de efecto invernadero.
  8. Contribuye con la naturaleza, cuida las plantas de tu localidad, son los principales combatientes de los gases invernaderos. Podrías incluso plantar árboles cada vez que puedas.
  9.  Usa las tres erres. Si todos tus hábito son guiados por los principios de reducir, reutilizar y reciclar tu huella de carbono sin duda disminuirá. 

Pon en práctica todos estos consejos y te ayudarás a ti y al mundo. Si todos ponemos nuestro grano de arena, pronto llenaríamos playas enteras y desiertos. El cambio empieza por uno mismo y tu ejemplo inspirará a otros.

15% de descuento

en tu primera compra con el código “OCEANA15