Envíos gratis a partir de 25€ | Entrega en 24 / 48 horas

SIN PLÁSTICO

El plástico es uno de los principales enemigos de la naturaleza y es uno de los más alterados para evitar que este siga impactando al medio ambiente de la forma en la que lo ha estado haciendo. Sin embargo, no toda la culpa es solo del plástico, sino también del descuido o mal uso que las personas le dan a este. Por ello, cientos de empresas, fundaciones y organizaciones han estado realizando campañas, jornadas y diferentes actividades que promuevan a la sociedad a llevar una vida sin plástico. Pero, ¿realmente se puede vivir de esta manera?

La contaminación por plástico es quizá una de las mayores cosas que esté afectando a los seres vivos, así como al medio ambiente en todo el mundo. A diario se botan miles de toneladas en todos los vertederos del mundo, sin contar las que se quedan varadas en sitios donde nadie las recoge. Llevar una vida sin este material puede ser realmente complicado, sobre todo en la época en que vivimos, pero no es imposible. Además, aprender a vivir sin plástico le daría un mejor desarrollo sostenible a nuestro planeta, por lo que todos deberíamos hacerlo. 

En la época actual, dos de los mayores influentes en la contaminación del ambiente es el CO2 y los plásticos, así que para poder reducir o controlar el impacto que este está teniendo en el mundo es necesario tomar medidas radicales e incluso extremas, ya que se trata de la naturaleza y hasta de nuestra propia salud. Pero ¿realmente has considerado por algún momento cómo puedes contribuir para que se de ese cambio? ¿Se puede vivir una vida sin más plástico?

¿Cómo se puede llevar una vida sin más plástico?

En el mundo se producen y consumen más de 500 millones de toneladas de plástico al año, de los cuales solo se recicla el 9%, el 12% se incinera y el otro 79% se queda en los vertederos o los ambientes naturales, tardando cientos de años en descomponerse. Estas cifras son realmente devastadoras y alarmantes, y han llevado a la comunidad científica, consciente de toda esta realidad y de las trágicas consecuencias que le genera la contaminación por plástico al planeta, le han pedido y exigido a muchos gobiernos que declaren el plástico como “residuo peligroso”. 

Teniendo como respuesta a este llamado, la Unión Europea se ha establecido como objetivo que para el año 2030 todos los plásticos que se produzcan en el continente sean reciclables. Para llevarlo a cabo, empezaron a establecer medidas que permiten tener el control sobre los desechos que se generan en las actividades pesqueras y la supervisión del tratamiento de estos desechos, para evitar que estos sigan alcanzando los extensos mares, e incluso los océanos. 

Ahora, si usted realmente desea empezar a llevar una vida sin plástica, puede empezar reciclando todos los plásticos que consume, y así aportará su grano de arena a la conservación del planeta y a la disminución de la contaminación por plástico. Sin embargo, la medida más eficiente es rechazar el plástico que solo se utiliza y se bota. 

La mayoría de las personas creen que nos es posible acabar con la contaminación por plástico, o que en esta época eso es imposible, pero con el simple hecho de cambiar un hábito, es posible hacerlo realidad. La intención de muchas de las organizaciones que promueven la vida sin plástico es hacer que las personas cambien esa mentalidad, llevándolos a pensar en las acciones que les pueden permitir llevar una vida sin más plástico, contribuyendo de forma positiva con el medio ambiente.  

Consecuencias de la contaminación por plástico

La contaminación por plástico no solo afecta a los seres vivos, sino que también influyen sobre el suelo, la purificación del aire y del agua. Las enormes montañas de plásticos hacen que todo lo que nos rodea se vea afectado, así como la biodiversidad y la salud pública de los seres humanos. 

  • Las islas de plástico son una de las más grandes amenazas para la fauna y flora marina. En estas islas se botan millones de desechos al año, generando una enrome concentración de residuos plásticos en los distintos océanos del planeta. 
  • Los animales del mar no son los únicos que son afectados por la contaminación por plástico. La flora y fauna terrestre también se ha visto afectada grandemente por la ingesta de desechos plásticos, estrangulación por elementos plásticos, e incluso por la alteración fisiológica de algunos animales generándoles la muerte. Al mismo tiempo esto ocasiona la extinción de diferentes especies. 
  • El ser humano no escapa de la contaminación por plástico. El uso de compuestos para la fabricación de muchos productos de la cadena alimentación, así como la bioacumulación, suponen un riesgo “invisible” para la salud de las personas. 

Apoyar a la reducción del consumo de plástico

Es inevitable pensar que eliminar por completo el plástico de nuestras vidas es algo realmente difícil, pero por muy complicado que parezca, no es imposible hacerlo. Sobre todo al conocer el impacto y el peligro que este conlleva al planeta y a nuestra propia vida. 

La forma más sencilla y práctica de empezar a llevar una vida sin más plástico consiste en cambiar muchos de nuestros hábitos. Algunos pueden costarte más que otros al principio, pero puedes empezar con algunos de los siguientes:

  • Utiliza bolsas de tela o bolsas reciclables.
  • Adquiere productos por bulto y almacénalos en envases de vidrio o acero inoxidable. 
  • Evita comprar agua embotellado. En caso de no tengas otra opción, utiliza envases retornables. 
  • Evita utilizar productos de un solo uso como vasos plásticos, cubiertos de utilizar y botar, o incluso pitillos.
  • Utiliza bolsas de papel o de tela para almacenar y trasladar tus panes de un lado a otro o incluso para refrigerarlos. 
  • Trata de comprar productos envasados en vidrio o cartón. Evita los envases de poliuretano.
  • Considera otra alternativa de productos de limpieza como vinagre o jabones naturales, ya que normalmente estos vienen en envases plásticos.
  • Trata siempre de adquirir ropa de segunda mano, o si prefieres comprar evita la ropa con poliéster. 

Estas son solo algunas de las cosas que puedes empezar a cambiar en tu vida para contribuir con la reducción del plástico y empezar a llevar una vida sin plástico. Únete a esta gran iniciativa con estas simples acciones diarias, y verás cómo impulsas a otros a hacer lo mismo y así ir sumando. 

15% de descuento

en tu primera compra con el código “OCEANA15